Inicio - Últimas Noticias - PRESENTARON LA TECNOLOGÍA "BLOCK CHAIN, THE TRUST MACHINE" EN LA UTN
PRESENTARON LA TECNOLOGÍA "BLOCK CHAIN, THE TRUST MACHINE" EN LA UTN PDF Imprimir
Jueves, 26 de Octubre de 2017 15:28

blockLa empresa ConsenSys Enterprise, dedicada al desarrollo de negocios y proyectos BlockChain Ethereum para Latinoamérica, presentó en la UTN Mendoza la tecnología "Block chain- The trust machine" con charlas explicativas de algunos de los responsables de esa compañía, Eduardo Lemp y Aníbal Catalán, procedentes de Chile y Lucas Abihaggle. Previo a ello, se reunieron con las autoridades de la UTN FRM y les realizaron una pequeña presentación de la tecnología. Galería

En el salón auditorio de nuestra facultad, se conoció por qué esta tecnología (subyacente a BitCoin) se proyectó como la revolución de la Web 3.0 y sus implicancias para FinTech y eficiencia en cadenas de valor.
En el salón de reuniones del consejo directivo, el decano José Balacco junto a algunos secretarios  y directores de departamento de la FRM conocieron los orígenes,  alcances y beneficios de la tecnología Block Chain e intercambiaron reflexiones, propuestas e inquietudes sobre esta innovadora forma de transacciones online, que es promocionada como revolucionaria.
Luego, se desarrolló la conferencia en el salón auditorio con la asistencia de público en general.
El Blockchain
El Blockchain (o cadena de bloques) es una base de datos compartida que funciona como un libro para el registro de operaciones de compra-venta o cualquier otra transacción. Es la base tecnológica del funcionamiento del bitcoin, por ejemplo.
Una cadena de bloques es esencialmente solo un registro, un libro mayor de acontecimientos digitales que está “distribuido” o es compartido entre muchas partes diferentes.
Solo puede ser actualizado a partir del consenso de la mayoría de participantes del sistema y, una vez introducida, la información nunca puede ser borrada.
La cadena de bloques de Bitcoin contiene un registro certero y verificable de todas las transacciones que se han hecho en su historia.
Lo que se plasma en el Blockchain no puede desaparecer jamás. Blockchain es un registro inmutable y permanente. Se trata de una base de datos que solo permite escritura. No se puede modificar ni borrar nada de ello, solo añadir, y todo ello bajo consenso.
Piensa por un momento en que toda interacción que se lleva a cabo online hoy en día está respaldada por una autoridad central en la que confiamos.  
No importa qué es lo que hagas ya que siempre estás confiando en que alguien te está diciendo la verdad, ya sea el banco mostrándote el balance de tus cuentas, whatsapp diciéndote que tu mensaje ha sido enviado o tu antivirus diciendo que todo está bien en tu ordenador.
De hecho, siempre existe el riesgo de que algún proveedor de información te esté mintiendo o simplemente se equivoque.
Por eso la seguridad de internet es hoy en día un caos en el que prácticamente todos los servicios pueden ser hackeados, manipulados o comprometidos.
Y cada vez les confiamos información más personal.
Bitcoin es dinero digital. Pero cuando pensamos en cosas digitales pensamos en ficheros que se pueden copiar y pegar, como las fotos de tus vacaciones, una canción o cualquier otro fichero que tienes en tu ordenador. Pero Bitcoin es diferente ya que, imagina la gracia de poder copiar y pegar dinero, no tendría sentido. Por ello existe el Blockchain, el libro de contabilidad. No existen los bitcoins, no hay ficheros que representen bitcoins, solo un libro de contabilidad que consigue llevar de forma increíble la contabilidad de todo el sistema financiero.
Por primera vez en la historia se está escribiendo un libro de forma colaborativa por miles de partes. Imagina cualquier gran libro, por ejemplo la biblia para los cristianos o cualquier otro, escrito de manera colaborativa, por consenso, sin dictadores informativos diciendo que poner y que no. Imagina como de bueno sería un planeta tan transparente.
¿Qué tiene que decir la cadena de bloques a todo esto?
Suena increíble pero gracias al concepto de consenso distribuido se puede crear un registro incorruptible de eventos pasados y presentes del mundo digital.
Además, haría esto sin comprometer tu privacidad.
Se puede registrar que el evento en cuestión ha tenido lugar y que lo ha hecho correctamente sin explicitar detalles concretos sobre el tipo de evento o las partes involucradas.
Esto explica por qué bitcoin ha venido utilizándose para llevar a cabo transacciones ilegales ya que, a pesar del acceso público y libre al “libro mayor”, la privacidad de sus usuarios está garantizada si así se requiere.
¿Cómo se construye?
La cadena de bloques es un registro de todas las transacciones que tienen lugar “empaquetadas” en bloques que los mineros se encargan de verificar.
Posteriormente serán incluidas en la cadena una vez validadas y distribuidas a todos los nodos que forman la red (actualmente, la cadena de bloques ocupa unos 40 gigas). .
Veamos cada uno de estos elementos en detalle:
Bloques
Un bloque es un conjunto de transacciones confirmadas e información adicional que se ha incluido en la cadena de bloques.
Cada bloque que forma parte de la cadena (excepto el bloque generatriz, que inicia la cadena) está formado por:
Un código alfanumérico que enlaza con el bloque anterior
El “paquete” de transacciones que incluye (cuyo número viene determinado por diferentes factores)
Otro código alfanumérico que enlazará con el siguiente bloque.  
El bloque en progreso lo que intenta es averiguar con cálculos el tercer punto anteriormente indicado. Un código que sigue unas determinadas reglas para ser válido y sólo puede sacarse probando sin parar.
Pero, ¿cómo se generan estos bloques?
Mineros
Los mineros son ordenadores/chips dedicados que aportan poder computacional a la red de bitcoin para verificar las transacciones que se llevan a cabo.
Cada vez que alguien completa un bloque recibe una recompensa en forma de bitcoins (actualmente 25) y/o por cada transacción que se realiza.
Nodos
Un nodo es un ordenador/chip conectado a la red bitcoin utilizando un software que almacena y distribuye una copia actualizada en tiempo real de la cadena de bloques.
Cada vez que un bloque se confirma y se añade a la cadena se comunica a todos los nodos y este se añade a la copia que cada uno almacena.
Una de las mayores curiosidades que tiene el protocolo bitcoin es que cada unidad no es un archivo como tal que se envía como si fuese una película o canción, al estilo de un protocolo P2P como puede ser BitTorrent.
En realidad, lo que se produce es un registro del cambio de propiedad de una cantidad determinada de bitcoins en la cadena de bloques.
Malentedidos típicos sobre la blockchain
“Bitcoin es una red descentralizada”
No es cierto.
La cadena de bloques es una red P2P en la que todos los nodos son iguales entre sí dando como resultado un sistema distribuido resistente a ataques informáticos, fallos o falsificaciones.
De esta manera, aunque un nodo fallase se podría llegarse a aquellos otros a los que está conectado por vías alternativas.
Esto no sería posible en un sistema descentralizado.
“Blockchain y Blockchain.info es lo mismo”
Es una malinterpretación que suelen cometer aquellos que se inician en bitcoin.
Como hemos visto, la Blockchain o Cadena de Bloques es la poderosa tecnología que da vida a Bitcoin.
Blockchain.info es un servicio que permite observar todo lo que está pasando en la red bitcoin, como gráficos actualizados en tiempo real que informan sobre el estado de la criptomoneda, las transacciones que están teniendo lugar o información detallada sobre cada operación y bloque minado.  
Si has llegado hasta aquí te habrás dado cuenta ya del enorme potencial que alberga esta tecnología.
Tanta que numerosas personalidades del sector tecnológico y financiero han colocado bitcoin y la cadena de bloques a la altura de la industria del ordenador personal en 1975 y de internet en 1993.
Una de sus aplicaciones emergentes más relevantes tiene que ver con lo que se conoce como “contratos inteligentes” o smart contracts.
Consisten en la capacidad para confiar en una red distribuida la confirmación de que un contrato de cualquier tipo ha sido cumplido sin revelar ningún tipo de información confidencial sobre las partes y/o naturaleza de la transacción.
Esto serviría, por ejemplo, para liberar un pago a un freelance al que has subcontratado cuando termine su trabajo o para que tu lavadora compre por sí misma detergente una vez detecte que se ha acabado.
Las implicaciones que esto tiene en relación a la confianza y transparencia a la hora de realizar transacciones de cualquier tipo son sencillamente ingentes.  
4 sectores que la cadena de bloques ya está revolucionando o revolucionará
Todo esto en teoría pinta muy bien pero, ¿hay alguna empresa que se haya puesto ya “manos a la obra” para liberar el poder de la Blockchain?
Por supuesto el sector financiero, que es para lo que fue ideado, pero no es lo único. Aquí van tres ejemplos:
1. Almacenamiento en la nube distribuido.
Los servicios de almacenamiento en la nube como Dropbox o Google Drive son centralizados y al usarlos estás confiando en que un único proveedor “responda” por los datos que almacenas en él.
Storj es una startup que está testeando en forma de beta un servicio que permite que esto se haga de forma distribuida utilizando una red basada en la Blockchain para aumentar la seguridad y hacer menos dependiente el servicio.
Sus usuarios podrán además alquilar el espacio que no utilicen a otros, al igual que hace Airbnb con alojamientos.
2. Patentes/Registro de Propiedad.
Uno de los primeros servicios no – financieros que se le ha dado a la cadena de bloques es la inclusión de información encriptada dentro de las transacciones.
De esta manera se puede crear un hash imposible de replicar que está asociado a un documento único almacenado fuera de la blockchain.
Imagínate la implicación que esto tiene para el registro de patentes o de protección intelectual.
Una empresa como Google, por ejemplo, podría probar que ha creado una tecnología en una fecha concreta sin necesidad de hacer una aplicación formal para registrar la patente.
Podría vincular esos documentos internos al hash de una transacción realizada en ese momento y probar así que ellos han sido los primeros en desarrollarla.
Servicios como Proof Of Existence permiten hacer esto.  
3. Voto electrónico.
Como te podrás imaginar, el coste de crear papeletas, organizar toda la infraestructura necesaria para gestionar el voto y el posterior conteo, tiene un coste altísimo.
Ya se han probado sistemas de voto electrónico pero han sido incapaces de resistir ataques de hackers y de tener fallos a la hora de hacer el recuento con total precisión.
La Blockchain puede solucionar esto ya que permitiría un sistema de voto en el que las identidades de los votantes estuviesen protegidas, infalsificable (un hacker necesitaría más poder computacional que los 500 superordenadores más potentes combinados, 256 veces) a un coste prácticamente nulo y de acceso público.  
Este sistema podría acabar con la sombra de “pucherazo” que sobrevuela en toda elección, especialmente en países en los que la corrupción está a la orden del día.
4. Gobierno transparente
Con la tecnología blockchain, cualquier ayuntamiento o gobierno podría reflejar el estado de sus cuentas en tiempo real.
Con una moneda como Bitcoin el ayuntamiento o gobierno solamente debería indicar cual es la dirección que ellos gestionan.
Desde ese momento todos podríamos ver el estado de las cuentas, que entra y que sale: hasta el último céntimo, en tiempo real y con un coste cero.
Si en un momento dado hay un pago que se va a una dirección que no se puede justificar con una factura los auditores y la población entera lo vería al instante.
Además recordemos que blockchain es una cadena, con lo que no puede meterse algo en ella a posteriori para intentar falsear las cuentas del pasado.
Imagina esto en un ayuntamiento, institución.
¿Qué hacen los bancos al respecto?
El sector financiero ha detectado finalmente el potencial disruptor que esta tecnología tendrá en su industria. De hecho casi a diario hay nuevas inversiones en este sector, y en tan solo un mes este apartado podría quedarse desfasado en cuanto a las referencias.
De hecho, BBVA con CoinbaseBankinter con CoinffeineSantander son algunos ejemplos de gigantes de la banca española, que han apostado en forma de inversiones para entender mejor bitcoin y el papel que está jugando en el presente y, sobretodo, el que jugará en el futuro.
También vemos como uno de los principales bancos de Estonia está desarrollando un wallet que usa Bitcoin para permitir envíos de dinero gratuito e instantáneo.
Podemos pensar incluso más allá poniendo sobre la mesa historiales médicos, votaciones, registros de propiedad, actas matrimoniales o litigios gestionados por la cadena de bloques.
Eventualmente, todo conjunto de datos y transacción digital podría dejar su “huella dactilar” ahí, creando un rastro fácilmente auditable de todo evento digital que tenga lugar en la historia sin comprometer la privacidad de nadie.
Conclusión
Parece evidente que si la cadena de bloques como concepto sobrevive a la enorme expectación que está causando, podría introducir un nivel de democracia y objetividad en el mundo digital hasta ahora inaudito e inalcanzable en el “mundo físico”.
La promesa que nos hace lleva implícito un futuro en el que nadie tiene poder absoluto en la red y nadie puede mentir sobre acontecimientos pasados o presentes.
Además, recordando el ejemplo inicial de un documento de texto con dos columnas, donde a “abc” le corresponden “34”, has de notar que no se ha indicado en ningún momento que son esos “34”, esto es por que Blockchain en realidad es agnóstica, sirve para llevar una contabilidad de cosas. Luego, dependiendo el caso, se le asociará el “apellido” o connotación que se desee o que cada ecosistema considere oportuno. En esta línea, en el ecosistema Bitcoin la blockchain transporta bitcoins, los cuales tienen un precio en base a una cotización que se lo da la gente. Pero esta contabilidad podría usarse para infinidad de casos: acciones de una empresa, monedas locales, propiedad de una casa, identificadores de diamantes, identidades,…. el potencial solo está limitado por la imaginación. Al fin y al cabo Blockchain es un libro de contabilidad distribuido que permite transportar valor.  
En la actualidad son cientos los proyectos que, inspirados en la idea de descentralizar, investigan como extrapolar este principio a otras cosas, muchas veces usando incluso la base de código abierto y libre de Bitcoin, el primer ecosistema en unir las piezas de forma funcional sobre ese ideal.
No olvides que Bitcoin está en constante evolución y al mismo tiempo la tecnología Blockchain. Es un sector tan dinámico que cada semana aparecen nuevas soluciones, integraciones y novedades que no paran de llevar a esta tecnología a nuevos niveles.
¿Crees que será capaz de cumplir la misión de llevarnos a un mundo más transparente y justo?
Última actualización el Viernes, 27 de Octubre de 2017 08:03
 

Universidad Tecnológica Nacional
Facultad Regional Mendoza
Rodriguez 273, Ciudad Mendoza
CP (M5502AJE)
República Argentina
Conmutador (261)-5244500
Fax (261)-5244531
Cursos de Extensión (261)-5244511
Centro de Capacitación (261)-5244511
(261)-5244503
Invest. y Posgrados (261)-5244534
Alumnos (261)-5244544
Anexo Rivadavia (263)-4445361
Telefonos Más Internos