sLos mandatarios, reunidos el viernes último en Montevideo, resaltaron en un comunicado conjunto la importancia de apoyar el desarrollo de software libre "a fin de lograr una verdadera apropiación, promoción del libre conocimiento y transferencia tecnológica, reduciendo la dependencia de soluciones provistas por trasnacionales del sector".

Fuente: Télam

Con la firma de los jefes de Estado de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner; de Brasil, Dilma Rousseff; de Uruguay, José Mujica; y de Venezuela, Nicolás Maduro (así como la del invitado presidente de Bolivia, Evo Morales), la declaración de 59 puntos incluye de forma explícita el fomento y la promoción del software libre, especialmente en los programas de inclusión digital (como Conectar Igualdad, que trae el sistema operativo libre Huayra/Linux).

El artículo 45 del documento expresa:

"Apoyaron el desarrollo de software libre, que permitirá potenciar el desarrollo regional de soluciones en materia de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (TICs), a fin de lograr una verdadera apropiación, promoción del libre conocimiento y transferencia tecnológica, reduciendo la dependencia de soluciones provistas por trasnacionales del sector o por empresas no dispuestas a respetar las industrias nacientes de la región.

Afirmaron el interés de promover el uso de software libre en los programas nacionales destinados a la inclusión digital.

Ratificaron la necesidad de impulsar y fomentar la concreción de normas a nivel del MERCOSUR para la efectiva implementación de políticas de fomento de uso, desarrollo, implementación, investigación y transferencia tecnológica basados en el modelo de software libre".

Asimismo, los mandatarios del bloque reconocieron "la importancia del desarrollo de las tecnologías de las TICs para el progreso socio-económico y cultural de sus naciones", para lo cual destacaron "el papel que detenta la masificación de la banda ancha y el despliegue de infraestructura".

"En particular, instaron a realizar esfuerzos para lograr acuerdos en materia de roaming de voz y datos, con el propósito de mejorar la calidad del servicio y disminuir los precios finales a los usuarios de los Estados Partes", señala el comunicado.