sUn complejo que se usa en las carreras de Ingeniería de la UTN ha sido puesto al alcance de la comunidad. Particulares y alumnos de escuelas pueden acceder sin costo alguno a observar el cielo como nunca antes. Alta tecnología desde Mendoza para el país.

#UTNenlosMedios
#MujeresTecnológicas

  • Sábado, 14 de enero de 2012

Nota Diario Los Andes

Carlos Simon - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.">

El Centro Tecnológico Regional Los Reyunos de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) siempre depara sorpresas que se traducen en servicios a la comunidad en general o para sus estudiantes.

Este lugar, ubicado en un privilegiado sitio junto al espejo de agua de este embalse hidroenergético sanrafaelino, ha incorporado desde hace dos años un observatorio astronómico. 

Ahí, bajo uno de los cielos más limpios del hemisferio -y con las características propias de uno precordillerano- funciona un telescopio para el uso del alumnado de este establecimiento, fundamentalmente, pero que como todos los servicios de la universidad también se abre a la comunidad. Es que cualquiera que pase por el observatorio tiene la posibilidad de acceder al mundo de la astronomía y observar en forma no profesional el cielo estrellado o, simplemente, la luna.



Made in San Rafael

De acuerdo al responsable de mantenimiento del lugar, el licenciado Ariel Nieto, el telescopio -de origen estadounidense y marca Meade- tiene un espejo primario de 16 pulgadas y todos sus complementos, como la cúpula y el sistema de montaje, han sido hechos y sincronizados por ingenieros de la UTN.

"Se puede tener, de acuerdo a la variación de oculares, imágenes aumentadas entre 400 y 800 veces", cuenta el profesional.

Con la pasión que es fácil descubrir en todos los emprendimientos que parten de esta sede universitaria, Nieto describe que los visitantes, entre los que hay alumnos de otras regionales de la UTN como del exterior y público en general, "lo que más llama la atención es la observación de la Luna", dice con satisfacción dibujada en la cara.

Este telescopio es único en el ámbito de esa universidad en todo el país pero está al servicio de todas las regionales. "Tanto es así -destacó Nieto- que se han realizado ya transmisiones de imágenes en tiempo real a la regional de Avellaneda. Se está adaptando el sistema para que este tipo de contactos sea con todas las regionales y así prestar un verdadero servicio".

Cabe destacar que la parte académica está a cargo de la prestigiosa astrónoma Beatriz García, quien imparte las clases en el mismo lugar, en un auditorio especialmente equipado.

El telescopio fundamentalmente está al servico del sistema educativo y es un complemento de la carrera de ingeniería.

Sin embargo, como todo el complejo de Los Reyunos, donde hay residencias para descanso -son las mismas que se usan para los internados de cursos de grado-, restaurante abierto al público y un sector de recreación, el telescopio también está abierto a la comunidad.

Con ese objetivo se ha dispuesto abrirlo al público los viernes (durante enero) de 21 a 0.

Pueden concurrir particulares o delegaciones estudiantiles. Sólo hay que coordinar con el licenciado Nieto al teléfono 2627 561270 el día y hora de visita.

Todo el circuito por el complejo es gratuito y se ha determinado que los grupos no sean menores a 10 personas.

Los interesados también pueden consultar en la página web de la regional: www.Reyunos. UTN.edu.ar

Para los entendidos

El telescopio principal del Centro Tecnológico está ubicado en la parte superior de la construcción. Es un Meade LX 200 R, con óptica tipo Ritchey-Chretien con ACF (Advanced Coma Free), tiene apertura útil de 406 mm, distancia focal de 4.064 mm, con tratamiento del espejo principal de ultra alta transmisión (UHTC), y buscador de 8 x 50 mm. Cuenta con un sistema Autostar II para la búsqueda y seguimiento automático de cuerpos celestes con una base de datos de 147.541 objetos. Posee además un sistema GPS de 16 canales y sensores para nivelación y norte.

Como telescopio auxiliar cuenta con un equipo Meade ETX 90 AT, óptica tipo Maksutov-Cassegrain, con apertura útil de 90 mm. Tiene un buscador Autostar I con dos oculares Plossi de 1,25 pulgadas. Binoculares astronómicos tipo Meade 9 x 63, con apoyo basculante para observaciones menores.

Un lugar privilegiado

El hemisferio sur, se explica en el link de astronomía de la UTN Regional San Rafael, ofrece en particular la posibilidad de observaciones de alto aprecio para los entusiastas de la astronomía ya que permite, debido a las bondades naturales del lugar, observar mejor el cielo que está más poblado de estrellas y objetos celestes de interés.

La posición sobre la tierra permite, en el hemisferio sur, observar directamente hacia el centro de nuestra galaxia, además de permitir realizar la observación del cielo a ojo descubierto para verificar la existencia de objetos sólo visibles desde el sur, como por ejemplo las Nubes de Magallanes (galaxias satélites de la Vía Láctea); la región de la Cruz del Sur; la región de Carina (con la nebulosa del mismo nombre); la región de Sagitario (particularmente en invierno como la mayoría de los objetos Messier); los cúmulos globulares W Centauri y 47 Tucane, entre otras maravillas astronómicas.