El equipo se llama Kiri Fan y resume la clave de la innovación que es la articulación entre la academia, el Estado y el sector privado. Recorrieron la mayor distancia posible con el menor consumo de energía. El nombre del equipo se debe a que el auto había sido construido en parte, con madera (ecológica) de kiri.

 

Después de seis meses de trabajo muy arduo y noches sin dormir, un grupo de alumnos de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) que participó de la reciente competencia Shell Eco Marathon Americas desarrollada en Estados Unidos, pueden, al fin, adueñarse del tan mentado "sueño cumplido".

Esa es la sensación que los embarga después de haber clasificado quintos en su categoría (autos eléctricos), en una carrera de eficiencia energética que concentró a miles de estudiantes de toda América en el autódromo de Sonoma, California, en los últimos dias.

Kiri Fan, el único equipo argentino en la Shell Eco Marathon Americas. De izquierda a derecha: Alvaro Mejia Lombana, Ramiro Garcia Roig, Mauro Mazzara, Gastón Carfagna, Geronimo Orellano, Nicolás Buyo, Lucas Prestanicola y el profesor Fidel Carril.

Kiri Fan, así se llama el único equipo argentino que participó -por segunda vez- del certamen que premia a quienes desarrollen prototipos capaces de recorrer la mayor distancia posible con el menor consumo de energía. El nombre del equipo se debe a que el año pasado, el auto había sido construido en parte, con madera (ecológica) de kiri.

Como condición para competir, los participantes deben cumplir con estrictos requisitos técnicos. Y en ese sentido, ya el comienzo del equipo local fue prometedor: fueron los primeros en pasar la revisión revisión técnica y de seguridad.

El vehículo argentino estuvo fabricado en aluminio y fibra de vidrio. Utilizó baterías eléctricas y pesó 54 Kilos: menos pesado y más eficiente respecto del prototipo anterior.

Fueron 22 los equipos que participaron de la categoría de autos eléctricos, entre un total de 92. El resto, corrió con autos propulsados a nafta, etanol, hidrógeno y también a gas. De la marathon participaron universidades y escuelas secundarias de Estados Unidos, México, Canadá, Brasil, Colombia, Ecuador, Guatemala y Argentina.

Equipo Kiri Fan

Equipo Kiri Fan

Finalmente, el auto creado (íntegramente) por los siete integrantes de Kiri Fan, logró una marca de 161 km/ kwh (es decir que con 1 kwh que es una unidad de medida, recorrieron 161 kilómetros) en el Sonoma Raceway, un histórico circuito ubicado entre viñedos y colinas al norte de California.

Para los futuros ingenieros mecánicos y de la industria automotriz, de entre 22 y 24 años, el mayor desafío fue "construir el chasis y la carrocería", cuentan eufóricos después de la excelente performance que tuvieron en la pista norteamericana.

Además de diseñar y fabricar el automóvil aerodinámico y pintado con los colores argentinos, los chicos también también se encargaron de conseguir los sponsors que aportaron dinero o piezas para el auto. Entre ellos, sumaron a Volkswagen, Shell y Raízen, la licenciataria de Shell en la Argentina.

Sobre la participación de los jóvenes en la competencia, Fidel Carril, un profesor de ingeniería eléctrica de la UTN de Pacheco que viajó a California junto a los estudiantes, señaló: "Participar en este tipo de certamen, los pone en contacto con el arte de la técnica en la rama que están estudiando y además les permite tener contacto con profesionales o futuros profesionales de instituciones de primer nivel", dice. Y sin ocultar el orgullo por la actuación de sus educandos, agrega:  "que estos chicos hayan llegado hasta acá demuestra el valor de la educación pública argentina".

Fuente: Clarin